Carmaviba encuentro en oración

Grupo de Oración

Diego Ernesto Wilson Plata, Fundador de MIES.

Diego Ernesto Wilson Plata
“Lo que mas he deseado es amar a todos"
(Diego Ernesto Wilson Plata, Fundador de MIES)




Sal 16, 1. 5-6. 8 y 15

R. Al despertar me saciaré de Tu semblante, Señor

Señor, escucha mi apelación,
atiende a mis clamores,
presta oído a mi súplica,
que en mis labios no hay engaño


R. Al despertar me saciaré de Tu semblante, Señor

Mis pies estuvieron firmes en Tus caminos,
y no vacilaron mis pasos.
Yo Te invoco porque Tú me respondes, Dios mío;
inclina el oído y escucha mis palabras.


R. Al despertar me saciaré de Tu semblante, Señor

Guárdame como a las niñas de Tus ojos,
a la sombra de Tus alas escóndeme.
Yo con mi apelación vengo a Tu presencia,
y al despertar me saciaré de Tu semblante.


R. Al despertar me saciaré de Tu semblante, Señor

Ofrecimiento del día, Oración personal, Ángelus, Rosario y consagración Mariana.

Este esquema de oración puede servir a cualquier MIES, pero sobretodo a los que no pueden tener un apostolado directo con niños y jóvenes; sin embargo desde que amanece y en cualquier momento del día, ofreceremos el más mínimo acto de amor a Jesús, al estilo de Teresita, por la petición que “toque ése día” en el que estamos; Ejemplo: los lunes, corresponde hacerlo y ofrecerlo TODO por las misiones ad-gentes, los misioneros y su responsable actual, y así cada día. Lo tendremos presente al levantarnos en la oración personal, el ángelus, el rosario, etc.

Ofrecimiento del día.

Señor Dios mío
padre de misericordia, creo en Ti, pero aumenta mi fé.
Espero en tu bondad, más acrecienta mi esperanza.
Te quiero y deseo que tu amor lo sea todo para mí.
Señor que sea yo un hijo amante.
Te adoro y reverencio en lo más profundo de mi ser.
Gracias por tantos favores como me dás.
Que hoy no te sea ingrato.
Perdona mis muchas ofensas.
Padre mío ¡Qué hijo tan malo para un Padre tan bueno!
Te ofrezco las obras y sentimientos de este día.
Que se convierta mi día en tu oración.
Cristo Jesús, hermano mayor, quiero amarte como Tú me amas.
Que sea yo una copia fiel tuya en mi hogar, en mi ocupación y en mi apostolado.
Al menos que no te traicione, que no te escandalice.
Espíritu Santo, santifícame, que me dé cuenta hoy que vives en mí
y que hable contigo, ¿te dejaré solo?
Al menos que no te arroje de mi alma.
Te pido hoy gracia eficaz que me haga subir en tu amor.
Te pido paz para mi alma, que sepa vivir en paz aunque
vengan tentaciones, caídas, inquietudes, escrúpulos, nerviosismos.
Que sepa vencer las dificultades, que las circunstancias no me venzan a mí.
Que sea hoy fiel a mi santa vocación.
Que sea alegría para mí y para mis hermanos.
MADRE, cuida de tu hijo que en ti espera. AMÉN.

Padre Diego Ernesto.(fundador de MIES)

Oración por los sacerdotes.

Señor Jesús, presente en el Santísimo Sacramento,
que quisiste perpetuarte entre nosotros
por medio de tus Sacerdotes,
haz que sus palabras sean sólo las tuyas,
que sus gestos sean los tuyos,
que su vida sea fiel reflejo de la tuya.
Que ellos sean los hombres que hablen a Dios de los hombres
y hablen a los hombres de Dios.
Que no tengan miedo al servicio,
sirviendo a la Iglesia como Ella quiere ser servida.
Que sean hombres, testigos del eterno en nuestro tiempo,
caminando por las sendas de la historia con tu mismo paso
y haciendo el bien a todos.
Que sean fieles a sus compromisos,
celosos de su vocación y de su entrega,
claros espejos de la propia identidad
y que vivan con la alegría del don recibido.
Te lo pido por tu Madre Santa María:
Ella que estuvo presente en tu vida
estará siempre presente en la vida de tus sacerdotes.
Amén

Oración por las Comunidades.

¡OH María
Madre de nuestras comunidades!
Tú, la primera consagrada
Porque llevaste la vida con el radicalismo mayor
En el amor, en la entrega y en la exigencia,
Enséñanos a ser así.
Solamente tú nos puedes sacar
De nuestras preocupaciones
Producidas por las dificultades.
Nuestras comunidades tienen que ser
Comunidades de inmensa Alegría,
llenas de Esperanza y Optimismo,
que enseñen a la humanidad
a esperar en la redención de Cristo.
Madre, llévanos al Amor
Madre, llévanos a la Esperanza,
Madre, llévanos a la alegría
Madre llévanos a Jesús.
Amén
Padre Diego Ernesto.(fundador de MIES)

Oración por mi Comunidad.

!Ven espíritu santo ¡
Tú eres nuestra fortaleza
bajo tu sombra, como María
caminaremos en el nombre de Cristo.

Que nos amemos personalísimamente todos,
los unos a los otros.
Que nos conozcamos al detalle.
Que nos preocupemos.

Que nos estemos continuamente revisando.
Que estemos en continuo contacto de amor,
de detalles…
Que nos corrijamos con la corrección fraterna.
Que nos alegremos de ser corregidos.

Que tengamos sobre todo sumisión
a los responsables.
Que no vivamos aislados.
Que no le echemos la culpa a la comunidad
de la falta de ayuda si nosotros
no intentamos poner de nuestra parte todo
para que la comunidad marche bien.

Que seamos ante todo comunidades de amor.
Que vivamos la familia auténticamente cristiana.
Que el Misionero de la Esperanza
se sienta mas a gusto que en ningún sitio
en su comunidad Mies.

AMEN.

Padre Diego Ernesto.(fundador de MIES)

Oración que precede a las intenciones de cada día.

Madre de la Esperanza, como Patrona de los Misioneros de la Esperanza te encomendamos nuestra Asociación para que seamos fieles a la vocación a la que fuimos llamados, intercede ante tu Hijo para que nos mueva el “celo apostólico” por niños y jóvenes, en tus ojos y en tus lágrimas muchos pueden ser consolados y curados. Hoy son muchos los hijos como el de la viuda de Naím que esperan ser resucitados.

Queremos nosotros ofrecernos como instrumento sencillo para que conozcan a Cristo tantos jóvenes y niños que puedan estar perdidos, ignorados, abandonados… y se enamoren de El.

Te lo pedimos también por medio de nuestros patronos Santa Teresita y San Juan, de los mentores de nuestro carisma: Don Bosco, San Francisco de Asís y Carlos de Foucauld.

Y de manera muy especial de nuestro amado fundador Diego Ernesto que nos dio ejemplo de apóstol y de gran amor a Cristo pasando por la vida “en zapatillas” así como de nuestros hermanos MIES…que están gozando de tu presencia en plenitud, y de los que nos sentimos amigos, estando presentes en nuestras vidas por la comunión de los santos.

Te presentamos todo el quehacer de este día, cualquier detalle por pequeño que sea, "por la intención que corresponda (ver qué día corresponde de la semana y ofrecer)… para que la obra de los Misioneros de la Esperanza dé el fruto que de ella esperas, buscando siempre la voluntad de Dios. Amén.

Intenciones para cada día de la semana.

LUNES:
Por los niños y jóvenes y sus respectivos responsables que vienen a nuestros centros apostólicos para que conozcan a Cristo y se enamoren de él.

Por donde estamos presentes: Ecuador, Paraguay , Argentina y Chad. Por los misioneros ad-gentes donde quiera que estén.

Por el/la responsable general de misiones.

MARTES:
Por los sacerdotes MIES y los que están en parroquias donde esté MIES trabajando y para que el Señor suscite vocaciones al sacerdocio.

Por las/los célibes para que sean conscientes de que han elegido el mejor esposo y hagan presente el Reino de Dios.

Por la responsable de los célibes.

MIÉRCOLES:
Por todas las Comunidades y sus responsables, para que digan: “mirad cómo se aman” e irradien a Cristo.

Por la responsable general de comunidades.

Por todos los proyectos apostólicos que se llevan a cabo en MIES.

JUEVES:
Por todas las familias MIES y los matrimonios mixtos para que sean conscientes y acudan a las GRACIAS del sacramento del matrimonio en sus dificultades.

Por los que están en la etapa de novios. Por los responsables de casados.

VIERNES:
Por los enfermos y personas con discapacidad que hay en nuestra asociación, ellos son ofrenda permanente para sus familias y para la Iglesia.

Por los que viven una etapa de desierto o de crisis para que se aferren al Señor y salgan fortalecidos.

Por los que no han descubierto el valor y el poder de la oración.

SÁBADO:
Por los simpatizantes y  los aspirantes a MIES para que de verdad descubran su vocación si Dios lo quiere.

Por los que se preparan para promesas y votos para que sean fiel reflejo de Cristo en su compromiso en medio del mundo.

Por los responsables de aspirantes y consagrados. Por los centros infantiles y juveniles donde esté MIES. Por los responsables laico y sacerdote de MIES y los respectivos provinciales.

DOMINGO:
Por la Iglesia (que somos todo el Pueblo de Dios) y sus necesidades. Por el Papa y los obispos. Por los niños abandonados, los que trabajan, los que sufren maltrato y vejaciones; por los ancianos en general, por los “sin techo” e inmigrantes.

Por los jóvenes que “vagan” sin sentido perdidos o ignorados. Por la paz en el mundo y para que se cumplan los acuerdos para erradicar la pobreza en el mundo.

Consagración Mariana.

Madre de la Esperanza, a tu Amor encomiendo mi vida, en tus manos pongo todo mi ser, mi familia, lo que somos y tenemos para que Tú seas Intercesora ante la Santísima Trinidad.

Mira con ternura especial a mis hijos/as, a mis familiares…. cobíjalos en tu pecho, donde estarán seguros.

Conduce a mi esposo-a…. hacia el encuentro con Cristo tu Hijo, nadie mejor que Tú sabrá hacerlo.

Enséñame a entregarme al Señor, estando dispuesta/o a servir a todos, especialmente a los que me encomendaste y a los más desfavorecidos. Madre, en todo lo que pueda quiero imitarte desde la humildad absoluta en Belén hasta el despojo total en la cruz del calvario.

Quiero ser terreno “expropiado” como lo fuiste tú, que no me extrañe si me pisan o nadie me echa cuenta. Que me olvide de mi y esté pronta a las necesidades de los demás más que a las mías propias.

Te ofrezco mi vida hasta que Tú misma me conduzcas al encuentro definitivo con el Padre.

Amén.