Carmaviba encuentro en oración

Sagrada Familia

La Sagrada Familia

La Sagrada Familia de Jesús, María y José.

Cuando se marcharon los magos, el ángel del Señor se apareció en sueños a José y le dijo: -«Levántate, toma al niño y a su madre y huye a Egipto; quédate allí hasta que yo te avise, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo. » José se levantó, tomó al niño y a su madre, de noche, se fue a Egipto y se quedó hasta la muerte de Herodes. Así se cumplió lo que dijo el Señor por el profeta: «Llamé a mi hijo, para que saliera de Egipto.» Cuando murió Herodes, el ángel del Señor se apareció de nuevo en sueños a José en Egipto y le dijo: -«Levántate, toma al niño y a su madre y vuélvete a Israel; ya han muerto los que atentaban contra la vida del niño.» Se levantó, tomó al niño y a su madre y volvió a Israel.

Pero, al enterarse de que Arquelao reinaba en Judea como sucesor de su padre Herodes, tuvo miedo de ir allá. Y, avisado en sueños, se retiró a Galilea y se estableció en un pueblo llamado Nazaret. Así se cumplió lo que dijeron los profetas, que se llamaría Nazareno (Mateo 2,13-15.19-23).

La Iglesia nos invita este día inmediatamente posterior a la celebración del Nacimiento de nuestro Señor Jesucristo, a meditar sobre la Sagrada Familia compuesta por Él, María santísima y san José. Detengámonos en algunos aspectos que nos presentan de esta Sagrada Familia los textos bíblicos correspondientes, y tratemos de aplicarlos a nuestra vida, precisamente cuando en este tiempo de las conmemoraciones propias de la Navidad cobra especial importancia el sentido de las relaciones familiares.

1. Jesús perteneció a una familia desplazada.

El Evangelio nos presenta al niño Jesús, a María y a José viviendo la suerte de una familia humilde sometida al desplazamiento forzado. Por eso, en medio de la realidad de tanta gente pobre arrancada de su tierra y desplazada por causa de la violencia, tiene para nosotros un especial significado el relato evangélico de la “huida a Egipto”.

El sufrimiento que desde su más tierna infancia experimentó la Sagrada Familia, hoy podemos verlo prolongado en el de tantas familias desarraigadas de su cultura y despojadas de lo poco que tenían, al verse obligadas a abandonar sus viviendas por la destrucción de las poblaciones y la amenaza de las masacres.

En consecuencia, nuestra conmemoración de este día, en el contexto de las celebraciones navideñas, tendrá un verdadero sentido si la vivimos dispuestos a una solidaridad efectiva, en cuanto nos sea posible, con nuestros hermanos y hermanas de las familias desplazadas.

2. Honra a tu padre y a tu madre.

Tanto la primera lectura, tomada de un libro del Antiguo Testamento escrito hacia el año 180 a.C. y llamado el Eclesiástico (3, 2-6. 12-14), como la segunda, de la carta escrita entre los años 57 y 62 d.C. por san Pablo a la comunidad de los Colosenses (3, 12-21), habitantes de la población de Colosas, en el Asia Menor, nos recuerdan el cuarto mandamiento de la Ley de Dios: Honrarás a tu padre y a tu madre.

Ahora bien, en la segunda lectura encontramos un detalle interesante: además de la referencia al mandamiento de honrar al padre y a la madre, Pablo exhorta a los padres para que traten a sus hijos como personas que merecen respeto (“padres, no exasperen a sus hijos”). Esta exhortación tiene una actualidad especial en el maltrato infantil, una de las manifestaciones más trágicas de la violencia. Así, pues, el cuarto mandamiento de la Ley de Dios no es sólo para los hijos con respecto a padres y madres. Implica también que éstos sepan ganarse el respeto de sus hijos, con el testimonio de su ejemplo y su dedicación a ser sus primeros educadores en la fe y en todos les demás aspectos del desarrollo humano.

3. La Sagrada Familia y la auténtica familia cristiana.

La segunda lectura nos presenta también todo un programa para la realización de la vida familiar de acuerdo con las enseñanzas de nuestro Señor Jesucristo. Entre las virtudes de una auténtica familia cristiana, resalta la disposición a la comprensión y al perdón, indispensable para la armonía entre los esposos y entre padres e hijos. Es en el seno de la familia donde se aprende a ser perdonado y a perdonar, con todo lo que ello implica en términos de reconciliación y a la vez de la disposición a enmendarse y reparar los males ocasionados por el mal comportamiento. Si no existe en el hogar esta experiencia, muy difícilmente se darán después en la persona las virtudes de la humildad y la compasión, tan necesarias e indispensables para la convivencia pacífica en la sociedad.

Pero además el texto bíblico nos presenta una doble referencia a la celebración de la “Acción de Gracias”, término que corresponde en griego a la palabra Eucaristía. La Misa de los domingos y de los días festivos debería ser una actividad constante de la vida familiar, además de la oración diaria en familia, por ejemplo a la hora de sentarse a la mesa para compartir el alimento, dándole gracias al Señor por él y pidiéndole que nos disponga a compartir lo que tenemos con los más necesitados.

Dispongámonos entonces a participar con la debida frecuencia en la celebración del sacramento de la Eucaristía, que no sólo nos da la oportunidad a todos de escuchar en comunidad lo que nos dice el Señor en las sagradas escrituras, sino también de ser alimentados con la Palabra de Dios hecha carne en la persona de Jesucristo, cuya vida resucitada nos alimenta y nos fortalece espiritualmente para vivir en verdadera comunión, siguiendo el ejemplo de la Sagrada Familia.-

Novena en Honor a la Sagrada Familia.

Es una fiesta de devoción, introducida por primera vez como celebración opcional en 1893. El culto de la sagrada familia se hizo muy popular en el siglo pasado, sobre todo en Canadá. El papa León XIII lo promovió muchísimo.

PRIMER DÍA: LA SAGRADA FAMILIA
Intención: Por todas las familias del mundo (Añade tu propia petición en silencio o en voz alta.)

Muy a menudo nosotros pensamos en la Sagrada Familia como una familia sin problemas. Dios por supuesto era el centro de su fuerza, pero él llamó a Jesús, María y José a una entrega total de sí mismos en el amor. José tomó para sí a una joven doncella con un niño que no era suyo, y creía que en la fidelidad a Dios. María vio crecer a su Hijo hasta que se convirtió en hombre solo para ser asesinado. Jesús encarno el amor sufriente de su Padre por el despecho ocasionado por aquellos que él amaba.
Oración
Oh Dios, concédenos la gracia de la fidelidad, el coraje y el amor de Jesús, María y José. Sea para nosotros un signo de silencio y un lugar de reposo en esta vida para que veamos todas las cosas con ojos de fe, y de esta manera poder cumplir con nuestro llamado. Como Jesús, María y José, nosotros abrazamos este caminar por la tierra, a pesar de los momentos de duda y temor, porque hoy y siempre Tú, Dios Padre, eres nuestra seguridad y nuestra fuerza. Te lo pedimos por intercesión de la Sagrada Familia de Nazaret, Jesús, María y José modelo de todas las familias cristianas. Amén.

SEGUNDO DIA: LAS NUEVAS PAREJAS
Intención: Por todos los que se han comprometido en matrimonio y las parejas jóvenes (Añade tus peticiones personales)

Muchas parejas en estos momentos, están contemplando su matrimonio por diferentes razones. Ellos necesitan profundizar en el compromiso, un compromiso que les invita a entregar su amor de una manera grandiosa – la entrega total de sí mismos hacia los otros y la aceptación y el apoyo total hacia el otro. Ellos son las semillas de la nueva familia.
Oración
Oh Dios, Tú que siempre mantienes tus promesas, ayuda a las parejas nuevas a amarse a sí mismas por completo; te pedimos por cada uno de ellos y por aquellos cuyas vidas serán tocadas por ellos. Abre sus corazones para que incluyan en sus vidas el fruto de su amor, si este es tu voluntad. María y José al igual que ellos hicieron posible que Jesús creciera en Nazaret en sabiduría, edad y gracia, concede a estas parejas la grandeza de corazón para que amen a sus hijos. Te lo pedimos por intercesión de la Sagrada Familia de Nazaret, Jesús, María y José, modelo de todas las familias cristianas. Amén.

TERCER DIA: FAMILIAS CON PROBLEMAS
Intención: Por las personas que sufren a causa de problemas familiares (Añade tus intenciones personales)

Hay mucho sufrimiento y dolor en el mundo de hoy, particularmente cuando no hay amor en la familia. Nos hacen falta la sanación y el perdón: bendiciones recibidas cuando regresemos a Dios.
Oración
Oh Jesús, Tú que tienes la capacidad de curar nuestro cuerpo y nuestra alma, te pedimos que te hagas presente en los miembros de las familias que están pasando por situaciones de dolor. Dales la fuerza para cambiar sus corazones, enfrentar sus problemas y encontrar pronta soluciones. Aquellos son víctimas, necesitarán tu apoyo y el de los demás, para poder perdonar y volver a amar con la misma capacidad que antes. Señor, además hay otras familias donde lazos de unión se han roto. Llega a los miembros de esas familias para que ellos puedan tener la valentía de “juntar los pedazos” y continuar su vida. Permíteles que puedan sobreponerse al dolor y encuentren en Ti y en aquellos que los aman el apoyo, la afirmación y la perseverancia para continuar. Te lo pedimos por intercesión de la Sagrada Familia de Nazaret, Jesús, María y José modelo de todas las familias cristianas. Amén.

CUARTO DIA: LAS PERSONAS QUE NO TIENEN FAMILIA
Intención: Por aquellos que han sido rechazados por sus familias (Añade tus intenciones personales)

Muchas personas son víctimas de familias que no perseveraron de vivir su compromiso de amarse mutuamente. Algunos vienen de uniones que no fueron bendecidas con amor; otros son hijos de aquellas víctimas del desamor en sus hogares. No habiendo conocido el amor de sus padres, o el de otros miembros de su familia, se sienten rechazados.
Oración
Oh Dios compasivo, te pedimos la gracia del amor para las víctimas del desamor. Concede a aquellos que se sienten rechazados, la gracia y el don de ver amor en el corazón de otros. Abre sus corazones a aceptar ese amor y de esta manera puedan romper el ciclo del desamor. Te lo pedimos por intercesión de la Sagrada Familia de Nazaret, Jesús, María y José, modelo de todas las familias cristianas. Amén.

QUINTO DIA: FAMILIAS QUE ESTAN COMENZANDO DE NUEVO
Intención: Por familias que han adoptado hijos o parejas en segundo matrimonio (Añade tus intenciones personales)

Hay muchas parejas entre nosotros que están abriendo las puertas de sus hogares a hijos adoptados o están comenzando de nuevo a edificar y fortalecer los lazos de amor que los mantendrán juntos toda la vida. Ellas necesitan la Fortaleza y el apoyo de la Iglesia.
Oración
Dios misericordioso, estas familias necesitan todo el apoyo y la afirmación que pueden recibir, no solo de sí mismos, sino también de las personas que los aman. Concede a los miembros de las familias, amor suficiente para abrirse a los otros, aceptando los nuevos modos de vida, las personalidades y dones que ellos pueden encontrar, edificando y fortaleciendo esta nueva construcción, para que por el creciente amor pueda ser una edificación firme y duradera. Te lo pedimos por intercesión de la Sagrada Familia de Nazaret, Jesús, María y José, modelo de todas las familias cristianas. Amén.

SEXTO DIA: MI FAMILIA
Intención: Por todos los miembros de mi familia (Añade tus intenciones personales)

Hay una familia muy Especial que necesitamos mantener en nuestras oraciones: nuestra propia familia en la cual nosotros nacimos. No hay palabras que definan lo que ella significa, puesto que para cada uno de nosotros, nuestra familia es única. Con esto en mente, recordemos a cada uno de los miembros de nuestras familias. (En silencio nómbralos a cada uno)
Oración
Te doy gracias, Oh Dios de mi vida, por todas las alegrías y bendiciones de mi familia. También te ofrezco los momentos de dolor y desengaño. Te entrego ambas realidades a Ti. Ayúdame a perdonar a aquellos miembros de mi familia, incluyéndome a mí mismo, que han causado dolor; y ayúdame a agradecer a aquellos que me dan alegría. Dame la fuerza para ser luz en mi familia y testigo de tu amor a los demás. Te lo pedimos por intercesión de la Sagrada Familia de Nazaret, Jesús, Marta y José, modelo de todas las familias cristianas. Amén.

SEPTIMO DIA: LAS FAMILIAS QUE ESTAN CELEBRANDO ALGO
Intención: Por aquellas familias que están celebrando eventos especiales en este año (Añade tus intenciones personales)

“Regocíjate con aquellos que se regocijan.” Hay muchas cosas para celebrar en familia, nacimientos y cumpleaños; bodas y aniversarios; los primeros pasos en la escuela y las graduaciones; y todas las alegrías de la vida de cada día que vienen por medio del amor y del compartir.
Oración
Nos regocijamos y te damos gracias, Oh Dios bondadoso, por el regalo de la familia. Te agradecemos de una manera especial por aquellas parejas que están celebrando sus bodas de plata o de oro. Ellos son testigo para sus hijos y para el mundo  un reflejo de tu compromiso fiel con tu Pueblo. Concédeles la paz y la alegría que vienen de saber que han sabido vivir a plenitud. Te lo pedimos por intercesión de la Sagrada Familia de Nazaret, Jesús, María y José, modelo de todas las familias cristianas. Amén.

OCTAVO DÍA: FAMILIAS QUE PRESTAN SERVICIOS
Intención: Por aquellas familias que dan su tiempo para ayudar a otros (Añade tus intenciones personales)

Por nuestro amor, ellos sabrán que somos cristianos.” Y el amor que es compartido de una manera íntima entre los miembros de una familia, no puede guardarse, sino que se desborda sobre muchos otros. El verdadero amor que ellos comparten es un testimonio que nuestro mundo reclama.
Oración
Oh Jesús, da a aquellas familias que desean compartir su amor más profundamente, la fuerza para alcanzar la meta de ir más allá de sí mismos. Ayúdales siempre a mantenerte como el centro de sus vidas, como lo hicieron María y José. También te pedimos, por aquellos hombres y mujeres que han sido líderes en movimientos cristianos dando su tiempo, talento y Tesoro a las familias. Dales a ellos la fuerza para continuar mostrando a los demás, el gran amor que Tú le tienes al mundo. Te lo pedimos por intercesión dela Sagrada familia de Nazaret, Jesús, María y José, modelo de todas las familias cristianas. Amén.

NOVENO DÍA: LA FAMILIA UNIVERSAL
Intención: Por nuestros hermanos y hermanas en todo el mundo (Añada su intenciones personales)

Hay un círculo más grande de miembros de familia, con los cuales nosotros tenemos relación – la gran familia Universal. Jesús se hace para nosotros CAMINO, VERDAD y VIDA para que siguiendo este modelo podamos estrechar los lazos que nos unen.
Oración
Oh Dios, Creador de la tierra y de todos los que la habitan, concédenos que nunca seamos tan egoístas como para no querer ver la gran familia de la cual nosotros hacemos parte. Ayúdanos a estar conscientes de que, como miembros de una sola familia, todos somos iguales en los ojos de Dios. Todos tenemos talentos para compartir, como cada miembro de la Sagrada Familia lo hizo—haz que nosotros seamos generosos y creativos en el compartir de estos dones espirituales o materiales. Juntos, entonces, todos podemos edificar un mundo mejor. Te lo pedimos por intercesión de la Sagrada Familia de Nazaret, Jesús, María y José, modelo de todas las familias cristianas. Amén.

Oración Final

Señor Dios, de ti procede cada familia en el cielo y en la tierra. Padre, Tú eres Amor y Vida. Por medio de tu Hijo Jesucristo, que nació; de mujer, y por medio del Espíritu Santo, fuente de caridad divina, haz que cada familia en la tierra se convierta para las próximas generaciones en un verdadero santuario de vida y amor.

Haz que tu gracia guíe los pensamientos de los esposos y las esposas para el bien de sus familias y el de todas las familias del mundo. Haz que los jóvenes puedan encontrar en sus familias el apoyo sólido para alcanzar su dignidad humana, y para crecer en la verdad y el amor. Haz que el amor, fortalecido por la gracia del sacramento del matrimonio, sobrepase todas las debilidades y pruebas por las cuales, algunas veces pasan nuestras familias.

Por intercesión de la Sagrada Familia de Nazaret, haz que la Iglesia pueda cumplir fructuosamente con su misión universal en la familia y por la familia.

Te lo pedimos a Ti, que eres la Vida, la Verdad y el Amor, junto con tu Hijo y el Espíritu Santo, AMEN.